Maduro: “Todos los golpes de estado en latinoamérica han sido organizados desde EEUU”

La política interna, la dependencia del petróleo, los líderes con los que tiene más o menos afinidad y la situación de España y Catalunya son algunos de los temas que Jordi Évole puso sobre la mesa en su entrevista en exclusiva que el director y presentador de ‘Salvados’ realizó con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y que este domingo, 12 de noviembre, ha emitido la cadena La Sexta. Sin embargo, la cadena se guarda una segunda parte de la conversación, que será emitida la semana que viene. La primera parte ha batido récords de audiencia: Sumó 3,4 millones de telespectadores.

Esta primera parte de la entrevista emitida, ‘Salvados’ se ha centrado en la situación política y, sobretodo, económica de Venezuela y ha dejado para el segundo episodio otros temas, como el catalán. Los momentos más tensos se han vivido cuando Évole ha preguntado a Maduro por la oposición y los golpes de Estado, la diferencia entre el de Chávez y el de Leopoldo López. Maduro ha asegurado que le gustaría que el líder opositor -“que pague por los crímenes que cometió según las leyes de este país”- se presentase a las elecciones. El líder venezolano ha asegurado que “en latinoamérica todos los golpes de estado en los últimos 100 años han sido organizados por EEUU”.

Ante la pregunta de si hay presos políticos en Venezuela, Maduro ha contestado: “En Venezuela hay políticos que han cometido delitos que han sido juzgados por los tribunales. Ninguno está preso por haber defendido una idea”. Y lo ha equiparado con lo que sucede ahora en Catalunya después de que el Parlament declarase la independencia.

Preguntado por la situación económica, Maduro se defendió apelando a sus orígenes humildes: “No cerramos los ojos a la realidad, el dolor de nuestro pueblo es nuestro dolor. Yo no vengo del Ibex-35, ni de la monarquía de los Borbones, ni de la supremacía blanca e imperial”. Y aseguró que “el 2017 es el primer año de una larga era de una economía no dependiente del petróleo”. Maduro también ha cargado contra la prensa española: “¿Por qué esta hipersensibilidad con Venezuela de los medios españoles no es la misma que con los problemas españoles?”.

Évole también ha preguntado al líder venezolano por los altos índices de corrupción del país que apuntan algunos organismos. Maduro ha despreciado estos ránkings y ha reconocido que “ha habido un aflojamiento de los resortes éticos y morales de gente que ha tenido y tiene posesiones de poder. “Algunos habían tenido mi confianza”, ha añadido. “A mí no me han tentado. Los corruptos saben que no pueden tocar la puerta de Nicolás Maduro”, ha puntualizado.

Évole no tuvo ningún reparo en preguntar al ‘temido’ líder venezolano sobre el actual conflicto catalán, aunque eso se verá en la emisión de la segunda parte de la entrevista, la próxima semana. En un avance se puede ver cómo, ante la peliaguda cuestión de si Venezuela reconoce la república independiente de Catalunya, Maduro, que se refirió a Rajoy como “mi amigo Rajoy”, se escabulló como pudo. “Es la pregunta más provocadora que me has hecho hoy”, respondió a Évole.

Otros temas ‘sensibles’ que afectan directamente a Venezuela, como puede ser la actual escasez de alimentos y medicamentos que sufre el pueblo, tampoco gustaron a Maduro, quien se refirió a estos probemas como “vulnerabilidad alimentaria” atribuible al “enemigo exterior“. La represión en las protestas de la oposición y los presos políticos también salieron a colación y dejaron claro lo poco acostumbrado que está el presidente Venezolano a que lo ‘aprieten‘ de esta manera.

Grabada en el Palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano (tras 30 horas de espera que tuvo que pasar), la entrevista fue en la línea ya conocida de Évole: educada, suave, pero muy incisiva y documentada, lo que provocó momentos de apuro para Maduro, poco acostumbrado a sufrir un auténtico ‘tercer grado’ periodístico. Que Évole puso contra las cuerdas al líder venezolano lo reconoció el mismo presidente, quien tras la grabación de la entrevsita aseguró públicamente que había sido “como si estuviera en Guantánamo“.

En los primeros minutos del programa intervino la periodista Alicia Hernández, quien puso en contexto a Maduro y constató que el interés en la prensa española por Venezuela ha aumentado en los últimos tiempos “coincidiendo con la irrupción de Podemos” en el mapa político.

 

Ir a contexto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *